Viajar con lujo

/ marzo 8, 2021/ Escritura, Todas, Viajes

Hola

¿Como estás?

Escribo este post para compartir sobre como logré venir al Hotel Sofitel de lujo 5 estrellas en Luxor en Egipto.

Hoy estaba saliendo de la estación de tren y vi una remera que decía «execute», confié en la señal del universo y me tomé un taxi para ir hasta el hotel. Como si ya tuviera la reserva hecha, sabiendo que iba a poder pagar el precio de la reserva, que lo merecía, y era una aventura.

Hace un año empecé a planear el viaje y quería que fuera de lujo. Fui mucho tiempo a hosteles pero ya me cansé de ese estilo de viaje. Quería confort, autos cómodos, que me lleven de acá para allá, no tener que pensar ni que luchar tanto.

Primero hice un mapa de los sueños donde pegué fotos de todo lo que quería en el viaje. Un auto privado que me lleve al aeropuerto, el hotel, masajes, las acuarelas de viaje de pintura, que vendo, una valija Louis Vuitton, ropa de Balenciaga, toda la ropa que me quería poner, de marca, linda, canchera y los templos, las pirámides etcétera. También quería viajar en primera clase. Así que puse una foto del avión de primera clase. A eso todavía no me animé. Pero está por venir, lo se. Podría haber hecho un upgrade en el aeropuerto pero como tenía muchos días por delante preferí esperar.

Le escribí muchos mails al hotel con vista a las pirámides donde me quería quedar. Fue gracioso porque después me preguntaron si era yo la que escribí muchas veces. Tuve que hacer estas acciones para empezar a creer que era posible venir acá.

Y ahora confiando en que el universo me provee de todo lo necesario, en que tengo abundante para pagar todo. Me permito depilarme, ir a la peluquería, pedir room service, tomarme taxis y comprarme ropa sin preocupaciones. Aunque cuesta adaptarse a este estilo de vida por la falta de costumbre, o el miedo. Hay momentos en que dudo pero después la forma siempre aparece para poder llevarlo a cabo. Una pregunta que me hago muy seguido es ¿Si fuera el amor de mi vida que haría? ¿Que quiero?

Compartir esta entrada