Amor propio

/ agosto 20, 2020/ Creatividad, Fotografia

Hoy salí a caminar, me autoregalé un café y un paseo en una plaza. Me senté un rato al sol y me ayudó a reconectar conmigo misma. Todos los días son oportunidades de celebrarte, de amarte. De valorar las acciones que hacés para tu bienestar. Para hacerlo requiere atención a vos misma. Si te gusta la naturaleza recordarlo, si te gusta crear permitirte ese espacio del día para escribir, donde podés ser honesta con vos misma. Donde podés expresar como te sentís sin juzgarte, observar como interactuás con los demás. Es muy útil escuchar a personas que tienen tus mismas ideologías, personas que te inspiran a ser tu versión amorosa, aceptando tus defectos y virtudes y compartir lo mejor de vos con el universo. Si actualmente estás triste con tu trabajo es una oportunidad para mirar hacia adentro y reflexionar sobre que creencias te llevaron a sentirte así. Permitirte pensar que te hace feliz? Pintar? Escribir? Bailar? Todos somos niños artistas, creativos y buenos en el interior. Podés empezar de a poco, decorando con plantas y flores el lugar donde trabajás, tu escritorio, las paredes. Comprar un perfume de ambientes de un aroma rico como vanilla. Podés empezar a registrar como te hablás a vos misma, en tus pensamientos, en tu interior. Ser tu propia jefa. Felicitarte por tus buenas acciones, escucharte y consolarte por lo que te hace sentir mal. Abrazarte con tus palabras.

Compartir esta entrada